lunes, 14 de septiembre de 2009

SE ACABÓ EL VERANO



Ya sé que todavía falta una semana para que el verano termine de forma oficial y demos paso al otoño, pero la sensación que me quedaba hoy tras acercarme a intentar pillar unas olas era esta. Después de un dia como el de ayer en el que parecía que el verano se resistía a abandonarnos hoy hemos vuelto a la cruda realidad y el calendario marca su signo queramos o no. Hoy ya no había gente tomando el sol en la arena, los socorristas han terminado su "curso" estival y el mar de color gris y venteado mostraba a las claras lo que nos espera de aquí en adelante. Por si fuera poco en la carretera que va de Xagó a Aviles bordeando la ria los arboles dejaban caer sus ojas con el fuerte viento en otro claro signo de que el otoño ya está a las puertas. Se que para muchos es una de las mejores estaciones del año con buenas sesiones de surf (aunque este año los fondos estan claramente tocados) y con la nieve a las puertas y no puedo dejar de incluirme en este grupo, pero no es menos cierto que aun así me duele que se termine el verano y se acaben las largas jornadas en la playa en las que me podía dar incluso dos baños en un dia, todo un lujo para mí y de nuevo haya que volver a los zapatos y la bufanda olvidando las chanclas y las bermudas hasta otro año. En fin no puedo evitar que cada año coincidiendo con estas fechas me asalte la melancolía, que le voy a hacer. Os dejo una foto de las muchas que hice el sabado en Vega a unos cuantos cientos de aves que se reunian allí, me imagino que para emigrar aunque no entiendo mucho del tema. Eran una especie de gaviotas de color pardo y más pequeñas que no se cortaban a la hora de volar y posarse junto a los cuatro que esperabamos olas en el pico y que en la orilla formaban un espectáculo increible. Click en la foto para ampliar que mola más. Un saludo.

3 comentarios:

Manu dijo...

Qué pasa tío que te veo depre!! yo precisamente pensaba estos días que debo estar en armonía con los ciclos naturales o algo así, porque cada vez que se acerca un cambio de estación parece que el cuerpo y la mente ya me lo van pidiendo. Serán los años, no sé, pero no me importa que se termine el verano.
Pajas mentales a parte, lo que pasa ye que un verano aguantando dos guajes pequeños acaba con la paciencia de cualquiera y tenía unes ganes de que empezara el colegio que ni te cuento, jajaja.
A ver si nos damos un bañín el finde pa despedir el verano, eso sí, madrugando un poco ehhhh

FredOviedo dijo...

Eso está echo tio, ya te doy un toque y quedamos el sabado pero no te pases con el madrugón que ye San Mateo y a estes edades el cuerpo ya no asimila las caipirinhas igual que antes. Un abrazu.

Anónimo dijo...

Vaya par de vividores están hechos ustedes...Depresiones fuera!!! Joder, hoy salí a correr con sudadera a las 9 porque ya no está la cosa para bromas...
salud.
barlow